Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra cookies policy.

Repostería

Repostería

Morón de la Frontera se han convertido en un reclamo turístico no sólo por sus monumentos y fiestas, sino también los exquisitos productos que elaboran sus pastelerías y sus dos conventos de clausura. 

Cuenta con una  importante tradición repostera, una herencia que procede de las diversas culturas que han habitado esta tierra y que hoy en día se mantiene viva a través de sus recetarios, los conventos, obradores, confiterías e industrias artesanas. La repostería moronense se fundamenta en su mayoría en productos naturales y autóctonos, como por ejemplo el aceite de oliva que se extrae de los numerosos olivares  de la zona.

Las confiterías, que destacan por la gran calidad de los ingredientes empleados en la elaboración de sus productos y el excepcional sabor de sus dulces y tartas. Estas características han motivado que las capuchinas, palos de nata, milhojas, piononos, lazos de hojaldre, tartas de manzana, San Marcos, Selva Negra, petisús…tienen en la “pastaflora” a su mejor exponente. Se trata de un fino bizcocho relleno de cabello de ángel cubierto con una fina capa de chocolate, cuya relevancia está en que puede encontrarse en localidades cercanas. Los dulces elaborados en las confiterías de la localidad destacan por la gran calidad de los ingredientes empleados y el excepcional sabor de sus dulces y tartas, características que han motivado que nuestras deliciosas capuchinas sean los más solicitados entre una extensa variedad.

En referencia a la repostería conventual, presente en Morón de la Frontera desde finales del siglo XVI, hay que destacar las variedades que preparan las monjas franciscanas de Santa Clara, como las célebres frutitas, angelinas, crema de batata, tortillas blancas, mazapanes en forma de frutas y polvorones con ajonjoli y roscos de huevo. También las Jerónimas de Santa María hornean deliciosos dulces, como los tocinos de cielo, magdalenas, tortitas almendradas, sultanas, bolitas de coco y chocolate,... Son recetas elaboradas artesanalmente a partir de productos naturales, un verdadero placer para los amantes del dulce.

Dependiendo de la época del año, se puede degustar unos dulces u otros. En Navidades se recomienda probar los  mazapanes,  el típico roscón de Reyes relleno de múltiples sabores y los irresistibles polvorones de almendra cuyos ingredientes naturales son manteca de cerdo o aceite de oliva, almendra, azúcar, harina y ralladura de limón.

Si la visita es en Semana Santa, se podrá saborear las famosas torrijas de leche y vino, envueltas en azúcar y miel, siendo este producto originario de la comarca. También se pueden degustar los pestiños, elaborándose tanto en Navidades como en Semana Santa, siendo éstos tan peculiares debido a que la forma de elaborarse es muy variada. Los ingredientes  más característicos son: almendras, vino blanco, harina, aceite de oliva, especias (ajonjolí, matalahúga o matalauva, clavos, canela en rama), ralladura o zumo naranja.


CONVENTOS DONDE ELABORAN Y VENDEN REPOSTERÍA CONVENTUAL

  • Convento de Santa María de la Asunción, C/ Corredera, 1. Tlf 694850634
  • Convento de Santa Clara, C/ Utrera 1. Tlf: 954850591 / 622342297. Web: http://clarisasdemoron.com

Guía práctica

Morón de la Frontera muestra, además de su oferta cultural, una amplia oferta complementaria a sus visitantes. Descubre toda la información de interés referente a nuestra ciudad.

Mapa de Morón de la Frontera

Oficina de información turística de Morón

La Oficina de Turismo de Morón de la Frontera se encuentra ubicada en parte de las dependencias de un convento del siglo XVII, anexo a la Iglesia de Santa Clara y en pleno corazón de Morón de la Frontera, junto a los Jardines de la Carrera, en Calle Utrera, Nº 1.

Esta oficina de turismo ofrece a todos sus visitantes información turística de Morón de la Frontera y su entorno así como de la oferta turística más destacada de de los principales destinos turísticos de España. Atiende diariamente a turistas, excursionistas y a la propia población local, ofreciendo una información fiable, clara y precisa en diferentes idiomas, de forma accesible y personalizada.

Este espacio, además de la Oficina de Información Turística de la localidad, ofrece una zona expositiva y cultural para deleite del visitante, todo ello en una espectacular nave de dos plantas que conserva el antiguo artesonado de madera del siglo XVII