Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra política de cookies.

Iglesia de San Miguel

Iglesia de San Miguel

Iglesia de San Miguel Dirección y teléfono

Plaza Cardenal Espínola

955851519

Descargar horarios

Iglesia de San Miguel

San Miguel es el templo por antonomasia de Morón de la Frontera por su antigüedad, magnificencia, estructura arquitectónica y el contenido en riqueza mueble e inmueble que encierra.

Este edificio fue construido sobre el solar de una anterior iglesia y su proceso abarca un periodo de dos siglos, aproximadamente entre 1506 y 1730. Primitivamente, fue una iglesia medieval.

Consta de una planta de salón, con tres naves de cinco tramos cada una y capillas laterales.Se construyó en cantería, ladrillo y mampostería. Posteriormente, se añadió crucero y cabecera de Hernán Ruiz III y la capilla Sacramental de Asensio de Maeda del primer cuarto de siglo del XVII.

Hay que distinguir varias fases en el proceso de construcción. En la primera que comprende de 1506 a 1533, se construyó la fachada del lado izquierdo, que está labrada en piedra y constituida por una arco conopial.

La segunda etapa abarca entre 1569 y 1571 y en ella se construyeron la bóveda de casetones del tramo anterior al crucero y la cúpula y las bóvedas de éste; en todas ellas intervino el mencionado arquitecto Hernán Ruiz III.

En la tercera etapa, que comprende desde 1602 a 1625, se llevó a cabo la realización de la Capilla Sacramental y la sacristía por parte de Lorenzo de Oviedo siguiendo las trazas de Asensio de Maeda.

El templo se cubre con bóveda de crucería, simple en las naves laterales y estrelladas en la central, a la que se añade una bóveda casetonada del siglo XVI en el último tramo. Se soporta sobre pilastras fasciculadas tardogóticas y pilares cruciformes. El crucero tiene cúpula sobre pechinas y los brazos se cubren con cúpulas ovales. La Capilla Mayor tiene bóvedas vaídas. La Capilla Sacramental adosada a la nave del Evangelio usa falsa cúpula de medio cañón con lunetos y arcos fajones que se apoyan sobre pilastras jónicas. Su estilo es manierista abundando las yeserías.

La última etapa abarca la primera mitad del siglo XVIII, en la que se remodeló la Capilla Sacramental.

La portada de esta iglesia fue trazada por Diego Antonio Diaz en 1726 como viene indicado a los pies de la misma. A partir de1717 este arquitecto se hizo cargo de las obras de la iglesia. La portada labrada de piedra, está formada por una gran hornacina en cuyo interior se encuentra la puerta. Presenta un enorme arco exterior que esta flanqueado por pares de columnas de fuste inferior estriado helicoidalmente y capitales compuestos sobre pedestales, rematados por un frontón curvo y roto. En su centro se encuentra una escultura  de barro de pequeñas dimensiones de San Miguel y en sus lados hallamos dos imágenes también de barro cocido, de San Pedro y San Pablo, todas ellas realizadas por Domingo Graseli entre 1722 y 1726 y policromadas por Manuel Rodriguez. Las calles laterales están decoradas con escudos nobiliarios de los Duques de Osuna.

La portada presenta además una escultura de la Inmaculada, igualmente en barro, de este mismo autor.

La fachada del lado del Evangelio tiene portada adintelada de cantería con un arco carpanel y gablete rematado por pináculo del siglo XVI. La portada de la Epístola es de Silvestre Tirado con forma adintelada y enmarcada por pilastras.

La iglesia consta de una torre cuya construcción se inició en 1628 y finalizó en 1730 gracias a Sivestre Tirado. A él se le debe la estructura actual del ladrillo, con dos cuerpos – uno de campanas que se inspiran en la Giralda- y un doble remate, el primero cuadrado y el segundo circular. El cuerpo de campanas tiene tres vanos y dos óculos ovales.

Por otro lado hay que destacar el retablo mayor, formado por banco, tres cuerpos, tres calles y ático el cual fue realizado por Jerónimo Veláquez entre 1629 y 1630 siguiendo las trazas de Martínez Montañés. Tiene columnas entorchadas. En la puerta del Sagrario, un cobre de escuela flamenca del siglo XVII. En la calle central un altorrelieve de la Asunción de la Virgen; en las laterales, copias de Ribera; y en el tercer cuerpo, un Crucificado.

Delante del retablo mayor observamos un frontal y dos repisas de plata. El frontal fue ejecutado por el platero Tomas Sánchez Reciente entre 1741 y 1747 y las repisas por el platero Lorenzo Pina en 1791.

LA CAPILLA SACRAMENTAL

El primer tramo de la Capilla Sacramental está cubierto por yeserías del siglo XVII mientras que el segundo, constituido por una bóveda semiesférica, se cubre con yeserías del primer cuarto del siglo XVIII. La capilla se cierra con deos rejas de hierro forjado y dorado con balaustres del siglo XVII.

El retablo de la Capilla data de 1728 y sus calles están compartimentadas por estípites. En su calle central hallamos una Inmaculada de la primera mitad del siglo XVIII atribuida a la Roldana y en los laterales, Santa Catalina y Santo Domingo.

Por otra parte el banco acoge un Sagrario  de plata, uno de los mayores de la cristiandad, con columnas de estilo salomónico realizadas por Juan Laureano de Pina en 1686. Tiene cúpula y se adorna con figuras de los Apóstoles, la Inmaculada y la Fe.

En el crucero se dispone un retablo dedicado a San Lorenzo formado por un arco exterior con ático y un cuerpo de tres calles y ático, en el interior.

Además en el crucero encontramos otro retablo-marco con relieve de las Ánimas del Purgatorio, del siglo XVIII. La capilla que le sigue posee otro retablo que data de 1760 y que está formado por banco, cuerpo de tres calles compartimentadas por estípites y ático; la central con escultura de San José con el Niño. Está decorada con yeserías y pinturas del sigo XVIII y toda su imaginería es contemporánea del retablo.

La capilla contigua, cerrada por una reja de mediados del siglo XVI, está presidida por un retablo-hornacina de 1768 con pintura sobre tabla de la Virgen de la Antigua, de mediados del siglo XVI. Dicho retablo tiene cuerpo, tres calles y ático.

Un retablo de banco y dos cuerpos de tres calles conforman la cabecera de la nave derecha. En la hornacina central, y bajo un baldaquino de plata de la segunda mitad del siglo XVII, se sitúa una imagen de candelero de la Virgen del Rosario de principios del XVII.

La capilla que sigue a ésta presenta un retablo de estípites de 1757 con relieve de la Circunscisión al centro, realizado por Andrés de Ocampo en 1593. Los muros de la capilla están decorados con lienzos de la Adoración de los Reyes Magos y la Sagrada Familia de la segunda mitad del siglo XVII. También hay una pintura de Lavatorio, de mediados del siglo XVI, y que pertenece a la escuela flamenca. 

Le sigue a éste un retablo con banco, un cuerpo de tres calles y ático del primer cuarto de siglo XVII. En su centro se sitúa una escultura de San Pedro de ese mismo siglo.

El coro es de principios del siglo XVIII y se sitúa en la nave central. Se encuentra cerrado por una reja de hierro forjado, decorada con roleos y rosetas. La sillería, en dos cuerpos, tiene 35 sitiales altos y 24 bajos. La decoración incluye máscaras y hojarascas. Actualmente se halla en restauración.

En dependencias de interiores, localizamos un tríptico como pinturas sobre tabla de escuela castellana hacia 1540 que simboliza el Entierro de Cristo, la Asunción de la Virgen y la Adoración de los Reyes Magos de Pedro de Campaña.

A los pies de esta nave se encuentra la capilla bautismal cerrada por reja de hierro forjado. La pila es del sigloXVII, de jaspe. El púlpito es igualmente, de jaspe rojo y su forma es de estípite octogonal. El tomavoz, de madera, posee forma hexagonal con lencería y hojarasca del XVIII.

En la sacristía se encierran unas hermosas cajoneras en madera de cedro. La mesa calicera es de jaspe de Morón. Igualmente, encierra pinturas de Santa Juliana, Santa Felipe Benicio, San Juan Nepomuceno, la Adoración de los Reyes y la Adoración de los Pastores, San José con el Niño, la Virgen del Rosario, todos del siglo XVIII.

La orfebrería es magnifica: bandejas, veneras, acetres, cáñices, copones, crismeras, vinajeras, porta paces, sacras viriles, Cruz del altar, Cruz Procesional, navetas, Crucifijo de marfil. Destacan los punzones de Cárdena, Azada, Flores González, Palomino, Guzmán, etc.

Entre los ornamentos sagrados están: casullas, ternos, salmáticas y capas pluviales del siglo XVI al siglo XIX.

San Miguel es el templo por antonomasia de Morón de la Frontera por su antigüedad, magnificencia, estructura arquitectónica y el contenido en riqueza mueble e inmueble que encierra.

Su solar ha pasado por innumerables transformaciones desde su origen medieval hasta bien entrado el siglo XVIII. Aquí han dejado su impronta mágnificos alarifes, escultores, pintores, talladores y plateros: Herán Ruiz III,Asensio de Maeda, Lorenzo de Oviedo,Diego Antonio Díaz, Silvestre Tirado,Jerónimo Veláquez, Sánchez Reciente, Lorenzo Pina, la Roldana, Andrés de Ocampo, Pedro de Campaña, Cárdenas, Gúzman, etc.

Esta innumerables relación de artistas han dejado huella imborrable en la fábrica del templo durante un periodo de tiempo dilatado. Memiria que es preciso rescatar con la ineludible tarea de su restauración.

Guía práctica

Morón de la Frontera muestra, además de su oferta cultural, una amplia oferta complementaria a sus visitantes. Descubre toda la información de interés referente a nuestra ciudad.

Mapa de Morón de la Frontera

Oficina de información turística de Morón

La Oficina de Turismo de Morón de la Frontera se encuentra ubicada en parte de las dependencias de un convento del siglo XVII, anexo a la Iglesia de Santa Clara y en pleno corazón de Morón de la Frontera, junto a los Jardines de la Carrera, en Calle Utrera, Nº 1.

Esta oficina de turismo ofrece a todos sus visitantes información turística de Morón de la Frontera y su entorno así como de la oferta turística más destacada de de los principales destinos turísticos de España. Atiende diariamente a turistas, excursionistas y a la propia población local, ofreciendo una información fiable, clara y precisa en diferentes idiomas, de forma accesible y personalizada.

Este espacio, además de la Oficina de Información Turística de la localidad, ofrece una zona expositiva y cultural para deleite del visitante, todo ello en una espectacular nave de dos plantas que conserva el antiguo artesonado de madera del siglo XVII